Whole 30

¿Qué es un Whole30?

Muy brevemente y porque tenéis la web oficial de Whole30 dónde lo explican muy detalladamente. Se trata de comer durante 30 días seguidos los alimentos permitidos dentro del estilo de vida Paleo.

Sólo en su versión mas real, sin procesar los alimentos permitidos para hacer postres, pizzas, ni gofres, ni tortitas, ni pasteles, etc.

Es decir, podremos comer carnes (SÍ al buen jamón ibérico), pescados, verduras, frutas, huevos de gallinas felices, frutos secos.

No podremos comer, lácteos, legumbres, cereales, alcohol ni azúcar (ni ninguno de sus derivados). Tampoco productos que contengan los ingredientes no permitidos. Se debe hacer un estudio riguroso de etiquetas para evitar llevarte a la boca y por lo tanto al estómago que no corresponda.

Ver lista alimentos permitidos.

El libro que fue mi referente en este mundillo en los inicios fue La solución paleolitica, de Robb Wolf.

¿Por qué queremos hacer un Whole 30?

Porque aunque llevamos un estilo de vida paleo, la laxitud que nos permitimos hace que sin darte cuenta incluyas demasiados alimentos que tu cuerpo no acaba de tolerar bien, como son los lácteos.

Después de las comidas nos queda siempre ese deseo de comer un postrecito, aunque sea solo fruta, una onza de chocolate o un poco de leche de coco con cacao. Y es una señal erronea.

Porque me encanta hacer tartas, gofres, tortitas, bizcochos, en su versión paleo, y aunque sean alimentos permitidos, no deja de ser un procesamiento. Acabamos comiendo alimentos paleo pero hiperpalatables e hipercalóricos. Algo que nos pasa un poco cuando hacemos periodos de cetosis.

Ambos programas tienen sus puntos positivos, pero como me gusta ponerme a prueba esta vez volvemos a realizar un Whole 30.

Y sabemos que haciéndolo recuperaremos energía, nos quitaremos ese ansia por lo dulce, nos desinflamaremos, sanaremos nuestro cuerpo y equilibraremos nuestras hormonas, ¡también nos afectan psicológicamente!

¿Cuándo empezamos?

Este domingo 1 de octubre. Podréis ir viendo nuestro menú en Instagram, y ya os iremos contando que tal por aquí.

¡Empezamos de nuevo el 7 de enero!

¿Alguien se apunta?

Publicado por

15 respuestas a “Whole 30

  1. […] Los boniatos asados al horno con piel y romero es otra de mis guarniciones de la temporada otoño invierno favoritas. Las dejo para los días en que he entrenado más y mi cuerpo necesita más glucógeno. Son bajos en fodmaps y aptos para Whole30. […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s