Whole30. Día 3, huevos.

FullSizeRender_2

Comprarse un croissant para desayunar es más normal que llevarse unos huevos revueltos en tupper al trabajo. Por suerte se está extinguiendo la recomendación de comer sólo dos huevos a la semana. Tantos años oyendo que los huevos eran malos porque elevaban el colesterol, sin embargo, no había, ni hay, tanta propaganda para reducir el consumo de alimentos ultraprocesados, como galletas o bollería, aunque paradójicamente en sus ingrediente esté presente el huevo. Para quien siga teniendo dudas, Fitness Revolucionario nos da una buena explicación.

Nosotros compramos huevos de gallinas felices, camperos, los que empiezan por los números 1 o 0 (ecológicos). Y  los comemos a diario, ya sea en el desayuno, la comida o en la cena, en cada una de sus múltiples versiones, solos, o para completar algun plato.

Como en el Whole30 se trata de no transformar los gofres, tortitas o panes en versión paleo, donde usamos cantidad de huevos, los comeremos en su forma mas tradicional, que también hay para aburrirse.

Una de las últimas recetas en las que empleé huevos de una manera más elaborada fue con la receta de huevos rellenos de cebolla caramelizada de Paleo Moderna. En su web además encontrareis buenos recursos para completar con éxito el  Whole30.

Aquí tenéis mi resultado.

Y además os dejo algunas ideas, para que  no se diga que comer siempre huevos es aburrido.

 

 

 

Publicado por

Una respuesta a “Whole30. Día 3, huevos.

Los comentarios están cerrados.