Whole30. Día 6, pon una CrockPot en tu vida.

IMG_2213
Fuente: Google Images

Llegamos al día 6 del Whole30 y no podían pasar más días sin hablaros del gadget que más utilizo en mi cocina, la CrockPot, slowcooker olla de cocción lenta. El año pasado mis padres por mi cumpleaños fueron muy majos y me regalaron una. Mi madre, de la generación de las ollas express, no entendía como podía querer un cacharro que tardara 8 horas en cocinar unas lentejas.

– Pero mama, que como se cocina a muy baja temperatura, se mantienen las propiedades de los alimentos y estos quedan más jugosos y tiernos.

Claro, también puedes hacer las lentejas en una olla convencional, que te tardará lo suyo. Pero la clave de la CrokPot es que puedas meter todos los alimentos en la olla, programarla y despreocuparte hasta que te lo vayas a comer. No necesita que estés removiendo la comida constantemente, ni vigilancia, lo que te permite ahorrar tiempo. Eso fué lo que más me convenció, prepararlo por la mañana y tener la comida/cena hecha al llegar a casa.

No es más que una olla de cerámica metida dentro de un recipiente metálico, que actúa como fuente de calor. La inventaron los estadounidenses (¡cómo no!) en los años 70. Justo cuando las mujeres se integraban en el mundo laboral. Ya tenían la excusa perfecta para poder salir de casa, ¡la comida se está cocinando sola!

Existen varias marcas y varios modelos dependiendo de la capacidad. La mía es marca CrockPot y tiene 5,7l de capacidad. Ideal para cocinar grandes cantidades y tener sobras para otro día. Y ovalada, lo que permite meter piezas de carne enteras, así puedes asar un pollo entero.

Otra de las dudas de mi madre era,

– Pero eso tantas horas encendido, ¿gastará mucha luz, no?

– No mama, tiene una potencia máxima de 210W, ¡no gasta nada! ¿No ves que cocina a muy baja temperatura?

En realidad, tiene dos controles para temperatura, baja y alta, normalmente los alimentos cocinados en baja necesitarán el doble de tiempo que en alta. Crockpotting.es nos da una ayudita para calcular los tiempos de cocción.

image1

Yo desde luego la utilizo siempre que puedo para hacer carnes, pescados, salsas, verduras asadas, etc. El sabor de los alimentos no es el mismo, se potencia. Con la crockpot consigues que ese lomo que te podría quedar seco asado se desmenuce al pinchar el tenedor. El caldo se gelatiniza. En fin, que podría seguir hablando de todo lo que cocino pero mejor os doy alguna receta, ¿no?

Mañana tendréis la receta de unas albóndigas especiadas con judias verdes.

 

 

Publicado por

10 respuestas a “Whole30. Día 6, pon una CrockPot en tu vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s