Helado de arándanos y queso mascarpone

helado mascarpone y arándanos

¡Bienvenido verano! Me he propuesto publicar un helado para cada semana de julio. Así, al menos, podemos ir variando y no repetimos. Que con este calorazo ¡apetece mucho!

Nos ha pasado este año, que vamos a comer algún helado a una de las heladerías que solíamos ir habitualmente y que ¡ya no nos gustan! Se nos queda la boca seca, necesitamos tomar mucha agua después. Además ya no disfrutamos comiéndolo, nos sabe a pura azúcar. ¿Os ha pasado a vosotros? Lo atribuimos a que nuestro paladar está ya  muy acostumbrado a no comer azúcar. Así que salvo que sea una heladería muy TOP (ya os recomendaré algunas) o me prometan que es un helado de chocolate muy muy potente, creo que voy a pasar. Y como es tan fácil de preparar, es mejor esperarnos a casa a quitarnos el antojo.

Hoy os traigo un helado casero de dos ingredientes, queso mascarpone y arándanos (válido cualquier fruto rojo). Durante el verano vamos a sustituir nuestro postre preferido de tarta de mascarpone por este sencillo helado.

Obviamente lleva lácteos, para intolerantes a la lactosa podéis utilizar un queso mascarpone sin lactosa. Pero es sin gluten y sin azúcar, o cualquier tipo de edulcorante. La grasa del queso mascarpone hace que el helado sea dulce de por si, aunque si necesitáis más, siempre podéis añadir un dátil.

Os dejo la video receta e instrucciones.

Ingredientes (para dos personas + un bebé)

  • 1 tarrina de queso mascarpone, 250gr
  • 150gr de arándanos o frutos rojos congelados

Instrucciones

Triturar en un procesador de alimentos el queso y los arándanos. Inicialmente quedará una textura líquida. Metedlo en el congelador y a la media hora sacadlo y trituradlo de nuevo. Repetiremos el proceso 2/3 veces más. De esta manera la textura será cada vez más espesa y cremosa.

Podéis servirlo o congelarlo definitivamente para otro momento. Si optáis por esperar tan solo deberéis sacarlo antes del congelador un ratito antes cuando lo queráis comer. Podéis pasarlo a la nevera una media hora antes de comer. Si lo dejáis en el exterior, ojo, que al llevar bastante grasa (queso) se derrite en seguida.

helado mascarpone y arándanos

¡Servid y disfrutad del fresquito! Mas fácil imposible, sin heladera y sin ingredientes extraños.

Publicado por

2 respuestas a “Helado de arándanos y queso mascarpone

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s