Yogurt de coco casero, en yogurtera

yogurt de coco paleo sin lactosa

Este verano encontré por primera vez un yogurt de coco en Supermercados Veritas, ecológico, pero pese a que el sabor era bueno, la textura no me convenció y mucho menos el precio… ¡casi 5€ el bote! Así que con la súper oferta de Lidl (#noespubli) adquirí mi yogurtera, decidida a dejar los lácteos un poco de lado y preparar mi propio yogurt de coco.

Y, ¡qué quebraderos de cabeza me ha dado el yogurt casero! No me acababan de convencer los resultados, y claro, cuando hacía una tanda eran siete yogures que hasta que no nos comíamos no podíamos hacer otro intento, para mejorar la versión anterior. Después de exactamente cinco intentos, puedo decir que he dado con un yogurt de coco bastante rico. Aunque seguiremos mejorando.

Existen varios factores que hacen variar textura y sabor del yogurt: el tipo de leche de coco que utilicemos, el agente espesante y la cantidad de probióticos. El yogurt de coco siempre será más líquido de por sí. Como siempre, yo uso la leche de coco Aroy-D de tetra-brick, pero he leído que si se usa la parte cremosa de la leche de coco que viene en lata puede quedar más espeso, no obstante, prefiero usar el envase de cartón. Para espesar el yogurt hice pruebas con psyllium pero la textura no me acababa de convencer, además quedaban grumos. También hice pruebas con diferentes cantidades de almidón de yuca y me queda pendiente intentarlo con agar-agar.

Update!! He probado a hacerlo con agar-agar y se ha convertido en mi opción favorita!!

Respecto a la cantidad de probióticos a usar, un buen yogurt debe tener su punto ácido, así que tres cápsulas para un litro de leche lo encuentro bien.

yogurt de coco caseroMuchas recetas utilizan para hacer el yogurt una cucharada de un yogurt de coco casero anterior (lo probaré) o bien de un yogurt de leche de vaca normal. Así no es necesario comprar los probióticos. En este último caso, ya no tendríamos un yogurt 100% de leche de coco y sin lactosa.

Os comparto mi versión favorita:

Ingredientes

  • 1 litro leche de coco
  • 3 cápsulas de probióticos
  • 4/5 cdas almidón de yuca o 1/2 sobre agar-agar (2gr, mi mueva versión favorita)
  • termómetro de cocina

Para los probióticos, me fui a la herboristeria de confianza, le pedí que me enseñara los botes de probióticos que tenía y me los estudié a fondo. Básicamente, que en sus ingredientes no hubiera nada que no fueran fermentos, que no contuviera gluten ni lácteos.

Instrucciones

Opción almidón de yuca.

    Verter la leche de coco en un cazo, a excepción de un vaso. Ponerlo a calentar.
    Ese vaso de leche de coco restante lo mezclaremos con el almidón de yuca, hasta que no hayan grumos y lo incorporaremos al resto de leche de coco.

Opción agar-agar.

    Verter la leche de coco en un cazo junto con 1/2 sobre de agar-agar. Remover.

A partir de aquí continua igual para ambas opciones.

    Cuando llegue a una temperatura de unos 80 grados (antes de que empiece a hervir) apagamos el fuego. Iremos removiendo de vez en cuando hasta que alcance una temperatura de 40 grados (yo uso un termómetro de cocina). Una temperatura superior mataría las bacterias buenas de los probióticos. El tiempo hasta conseguir llegar a estos 40 grados puede ser bastante lento, sobretodo en estas épocas de tanto calor en casa. A mi me suele tardar una hora aproximadamente desde que apago el fuego y la leche en el cazo adquiere esa temperatura.
    Una vez llegados los 39/40 grados temperatura añadiremos el contenido de las cápsulas de probióticos y mezclaremos muy bien.
    Dividimos la mezcla en los tarros de cristal, los tapamos y dejaremos que la yogurtera haga su trabajo un mínimo de 8 horas (yo los dejo 12horas). A más tiempo tendremos yogures más ácidos.
    Apagamos la yogurtera y cuando enfríen un poco los agitaremos, para que se mezclen y dejaremos en la nevera otras 8 horas.

Si lo hacéis por la tarde/noche podéis pasarlos a la nevera por la mañana y tendréis los yogures listo a la noche siguiente.

Otro día, muy pronto, os cuento como disfrutamos de estos yogures de coco caseros. Además de contaros como preparamos la granola con la que solemos acompañarlo.

Publicado por

One response to “Yogurt de coco casero, en yogurtera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s