Keto helado de chocolate

Solemos hacer muchos helados caseros, básicamente congelamos fruta triturada con leche de coco, pero buscábamos un helado más cremoso y auténtico, sin necesidad de usar plátano. Y ¿qué hay más cremoso que la mousse de chocolate y aguacate?

Os advierto que este helado keto es para amantes del cacao, además de chocolate en su interior también tiene una crujiente cobertura. Tan solo necesitareis aguacates, leche de coco, cacao en varias de sus formas y el edulcorante de vuestra elección, nosotros últimamente usamos eritritrol para nuestros dulces bajos en carbohidratos. Además de los ingredientes descritos tendréis que tener por casa un potente procesador de alimentos y moldes para helados.

Recordad que el chocolate negro es mi aliado, el puro 100% es mi mejor amigo. Con propiedades antioxidantes, nos aporta además magnesio, hierro y fibra. Y por favor, el cacao en polvo con toda su grasa, para poder aprovechar todos los nutrientes. Nada de comprar el cacao desgrasado…

Ingredientes para keto helado de chocolate

  • 1 aguacate grande maduro
  • 1/4 taza cacao puro 
  • 1/2 taza (125ml) leche de coco espesa, alto % de coco
  • 1 cda de eritritrol (o más a vuestro gusto)
  • una pizca de sal, opcional pero a mi personalmente me encanta el contracte

Para la cobertura

  • Opción 1: 1/2 tableta de chocolate negro, derretida al baño maría
  • Opción 2: aceite de coco y cacao en polvo, mezclado en un recipiente
  • Avellanas o almendras trituradas

Instrucciones

Metemos todos los ingredientes en un procesador de alimentos y batimos hasta que no queden grumos y todos los ingredientes estén bien incorporados. Luego vertemos la mezcla en los moldes de helados y congelamos un mínimo de unas dos horas.

Una vez los helados estén congelados es momento de ponerle la cobertura, podemos usar cualquiera de las dos opciones descritas más arriba. Para el helado de la fotografía derretí al baño maría una tableta de chocolate negro (50gr) de Funky Fat Foods. Luego con la ayuda de una cuchara vertí el chocolate sobre el helado parcialmente (también podéis impregnar todo el helado en chocolate). Por último, podéis decorar con unas avellanas o almendras picadas y ligeramente tostadas en la sartén. La cobertura quedará solidificada al instante, por lo que no tardéis en ponerle los frutos secos.

Ahora solo queda disfrutar de vuestro helado o volver a congelarlo hasta que os entre el próximo antojo.

 

Publicado por