Sopa con noodles de calabacín, carne y huevo

¡Receta express!

Si os apetece algo calentito, estáis pochos y queréis un chute de vitaminas o simplemente sois fans de las sopas aquí os dejo una idea.

Como comentaba en Instagram, comer sopa cuando era pequeña consistía en  hervir pasta (fideos habitualmente) en el caldo (casero eso sí) y servir. Hace años que nosotros no comemos pasta y a veces nos olvidamos de que se puede comer sopa igualmente. Pues nos solemos tomar el caldo en una taza acompañando al resto de comida.

Primero de todo, ¿cómo hago el caldo? Se trata de un caldo de huesos. Lo cocino en crockpot obviamente, y la receta la tenéis de la mano de Edurne de EvaMuerdeLaManzana. Ella os explica cómo hacerlo y los múltiples beneficios. Yo no dejo que gelatinize tantísimo, lo tengo unas 30 horas en temperatura baja, le añado el vinagre y los dientes de ajo. Además, le pongo huesos que contengan algo de carne. Alitas de pollo además de la carcasa, ternera o alguna costilla de cerdo. Intento que sea todo ecológico. Sobretodo el pollo. Cuando templa el caldo lo cuelo y aprovecho la carne para cenar ese mismo día. El resto de caldo lo congelo en tuppers para otros días.

Ya tenemos el caldo de huesos. Ahora la sopa. Me he inspirado un poco en un ramen japonés. Me encantan. Pero para la versión paleo y sin pasta he utilizado calabacín. Con un cortador en espiral podéis conseguir los fideos.

Ingredientes que he empleado, totalmente modificables a vuestro antojo.

  • caldo, de huesos, carne o verduras
  • carne que aprovechamos después de hacer el caldo
  • huevos de gallinas felices
  • 1 calabacín, cortado en espiral
  • semillas de sésamo

Instrucciones

Tan fácil como poner a calentar el caldo en una olla, junto con la carne. Cuando esté casi hirviendo añado los fideos de calabacín, dejo hervir durante 5 minutos. Bajo el fuego un poco y añado los huevos, los rompemos y tiramos directamente a la olla, dejamos que se cocinen durante 2-3 minutos. Obtendremos unos huevos escalfados, dependiendo de si os gustan muy cocidos o no, los dejaremos más o menos tiempo. Yo prefiero que la yema este cruda, así cuando cortas el huevo se mezcla la yema con el caldo. Queda delicioso.

Servimos y decoramos con unas semillas de sésamo.

¡Paleo ramen listo!

Publicado por

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s