Chuletas de cordero con costra de pistacho

Normalmente no añado a la carne más que sal o pimienta. Me encanta disfrutar de su sabor como tal. Pero para ocasiones especiales, no solo me gusta adornar la mesa, sino también la comida. Como asar unas chuletas de cordero lechal con una costra de pistacho crujiente y acompañarlas con una mermelada de arándanos. Es un plato con el que triunfaréis y sobre todo disfrutaréis.

Navidad, Año nuevo, Día de Reyes, tenéis muchas fechas señaladas los próximos días para hacer esta sencilla pero sabrosa receta. La mermelada de arándanos acompaña a la carne a la perfección. No tengáis vergüenza, hay que lamer el plato para que no quede ni un pistacho ni una gota de mermelada.

Ingredientes de costillas de cordero con costra de pistachos para 2 personas

  • 600gr de chuletas de cordero lechal
  • 80 gr de pistachos pelados
  • ralladura de 1/2 naranja
  • 1 cdta de jengibre fresco rallado
  • 1 diente de ajo (opcional)
  • 2/3 cucharadas de ghee (o mantequilla si no tenéis)
  • 1 cdta (de postre) de sal
  • pimienta
  • 4 cucharadas de mermelada de arándanos.

Instrucciones

1. Calentamos el ghee en una sartén. Cocinamos las chuletas de cordero 1 minuto por cada lado y las reservamos.

2. En un procesador de alimentos trituramos los pistachos hasta que estén a trocitos pequeños pero tampoco queremos que sea polvo.

2. Añadimos el resto de ingredientes al procesador, ralladura de naranja, jengibre, ajo, pizca de sal y pimienta. Así como el ghee que ha sobrado de cocinar ligeramente la carne en la sartén.

3. Ponemos todas las chuletas en un papel vegetal y sobre la bandeja del horno. Luego con las manos cogeremos una porción de la mezcla de pistachos y la pondremos sobre la parte que tiene más carne de la chuleta. Aplastando y compactando la costra con los dedos. Repetimos con todas las costillas.

4. Hornearemos a 180 grados durante 10 minutos. Las chuletitas de cordero lechal son bastante pequeñas y no necesitan mucho tiempo. Si veis que vuestras costillas son más grandes corregid el tiempo a unos minutos más.

5. Servid en el plato una cucharada de mermelada de arándanos (la receta la tenéis en una publicación anterior). A continuación, colocamos sobre la mermelada varias chuletas de cordero.

Publicado por