Tarta de crepes rellena de crema de avellanas y cacao

tarta crepes chocolate y nata

Esta tarta de crepes, rellena de crema de avellanas y cacao, no podría ser más fácil. Fácil de cocinar y de montar, o de rectificar si fuera el caso. Cuando soy la repostera oficial de la familia, y debo hacer tartas de cumpleaños y celebraciones varias cada dos por tres, una tiene que innovar.

Esta tarta no necesita horneado previo, lo que te da cierto margen de error. Como siempre, sin necesidad de utilizar harinas (cereales), sin gluten y sin azúcar.

tarta crepes con crema de cacao y avellanas

Por eso para el 80 cumpleaños de mi padre, se dice pronto, desayunamos, sí, desayunamos tarta. En realidad desayunamos crepes con crema de avellanas, en formato vertical, con nata montada.

Ingredientes

  • Opcional: 200ml leche de coco, con alto porcentaje de coco (o nata de vaca 38% materia grasa) para montar
  • Opcional: eritritol o edulcorante al gusto para la nata, yo no le pongo.
  • Frutos rojos, para decorar

Instrucciones

Cocinamos los crepes, siguiendo la receta base, saldrán aproximadamente unos 12.

Hacemos la crema de avellanas y cacao. También podéis usar almendras. O comprar un bote de crema de frutos secos y añadirle cacao y edulcorante al gusto. O hacer una capa de crema con cacao y otra sin cacao.

Montamos la nata. Necesitaremos que la leche de coco esté bien fría y habremos metido un recipiente metálico en la nevera previamente. Si usamos leche de coco intentaremos separar la parte líquida del resto de coco. Con una batidora de varillas a máxima potencia conseguiremos montar la nata en unos minutos. La reservamos en la nevera.

Una vez los crepes y la crema se hayan enfriado, es hora de montar la tarta. Yo quise hacer una cama de nata en medio de la tarta, además de ponerle por encima. Pero podéis hacerla a vuestro gusto.

tarta crepes con crema de avellana y arandanos

En cada crepe untaremos la crema y luego con cuidado iremos construyendo la torre. Os recomiendo poner la crema o nata antes de poner un crepe encima de otro, de esta manera impediremos que se chafen.

Cuando hayamos acabado de montarla introduciremos un palillo de madera largo (típico de brocheta) en el centro, para evitar que se caiga la tarta hacia un lado, hasta que se haya enfriado del todo. Decoramos con unos frutos rojos.

Si la hacemos con antelación, la guardaremos en la nevera hasta una hora antes de comerla. Si la vamos a comer el mismo día os recomiendo igualmente enfriarla en la nevera.

Publicado por

Una respuesta a “Tarta de crepes rellena de crema de avellanas y cacao

Los comentarios están cerrados.