Pulled pork en olla de cocción lenta

Que ganas tenía de cocinar esta receta de pulled pork. Lo había probado varias veces en restaurantes cuando viajamos a Londres. Y lo había visto en fotos que me hacían babear una y otra vez.

La opción por excelencia para cocinar pulled pork es a baja temperatura en una olla de cocción lenta, la mía es una crockpot. La baja temperatura de la crockpot crea un vapor interior que hace que la carne quede tierna, jugosa y fácilmente desmenuzable.

Yo he usado carrilleras de cerdo ibérico de bellota, carne sabrosa, jugosa y tierna de por si. Pero podéis usar cualquier pieza de cerdo entera, tipo paleta, pierna, cuello, que tenga parte grasa. O bien si también tenéis la opción de hacerlo de ternera, con un corte como el brazuelo o morcillo.

Este plato exige de cierta preparación, así que tomad nota. Pensad para cuándo queréis cocinarlo y con qué vais a comerlo.

Ingredientes para pulled pork en olla de cocción de lenta

  • 1 kg de carrilleras de cerdo
  • 2 cdas de mostaza
  • 2 cdas de aceite de oliva
  • 1 cda coconut aminos
  • 1/2 cda pimentón dulce
  • 1/2 cda de sal
  • 1 cdta pimienta
  • 1 cdta pimentón picante
  • 1 cdta comino en polvo
  • 1 cdta ajo en polvo (o 1 diente de ajo fresco)
  • 100ml de caldo de huesos / pollo (o agua en su defecto)
  • perejil o cilantro fresco para decorar al final
  • Limón o lima también para el toque final

Instrucciones

  1. En un bol mezclad todas las especias, incluyendo aceite de oliva, coconut aminos y mostaza. Incoporad la carne y mezcladla bien. Dejar reposar un par de horas en la nevera si tenéis tiempo.
  2. Meter la carne con toda la mezcla de especias en la olla de cocción lenta (crockpot), junto con 100ml de caldo.
  3. Programar la olla en low durante 8 horas.
  4. Una vez acabado el tiempo no dejéis que de enfríe la carne, si veis que en 8 horas no vas a estar disponibles mantened la carne en “warm”.
  5. Si hay mucho caldo sacad la carne para desmenuzarla en un bol a parte. Con la ayuda de dos tenedores desmenuzar las carrilleras hasta que queden hilos finitos. Probadla y rectificar sal si es preciso.
  6. Verter el caldo en un cazo y calentar a fuego medio hasta reducirlo parcialmente y convertirlo en una rica salsa.
  7. Servid el pulled pork con perejil o cilantro fresco así como unas gotas de lima o limón por encima. Además de su salsa.

Cómo comer el pulled pork.

Mi opción favorita es en un brunch. Acompañado de unas tortitas esponjosas paleo, huevo a la plancha, cebolla caramelizada y aguacate. Incluso podéis hacer un sandwich con las tortitas, tostadas con pan sin gluten o rellenando unos panes de yuca.

Publicado por